Brújula / Colocación histórica

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 21 de 2011
2011-09-21 01:44 a.m.

 

En medio de las turbulencias que afectan al mercado internacional de títulos de deuda, resulta particularmente significativa la operación completada ayer por el Ministerio de Hacienda.

Y es que en apenas una jornada la nación logró canjear bonos del Tesoro, más conocidos como TES, por un monto de 6,4 billones de pesos, los cuales se encontraban próximos a su vencimiento.

Ahora los poseedores de esos papeles recibirán títulos por el mismo valor, pero con vencimientos que tendrán lugar en el 2015, 2018 y 2026. En el caso de los TES a 15 años de plazo, la rentabilidad será del 7,56 por ciento anual, a tasa fija, que es una cifra baja en comparación con los parámetros tradicionales.

Lo realizado mejora lo que se conoce como el perfil de la deuda pública, pues permite que las obligaciones queden a plazos más largos y costos relativamente menores.

Además, son una comprobación del apetito que despiertan este tipo de opciones entre los inversionistas, ya que las demandas llegaron a 8,7 billones de pesos, muy por encima del monto ofrecido.

Tales estrategias tienen, por supuesto, un carácter de prudencia que es totalmente encomiable.

En la medida en que los nubarrones se siguen acumulando en el frente global, es bueno estar preparados para eventuales tormentas.

Ante una negociación que se puede describir como preventiva, además de ser una buena salida desde el punto de vista financiero, el país está más protegido que antes.

Si bien las comparaciones son odiosas, no deja de ser inevitable constatar cómo las rentabilidades ofrecidas en pesos y a plazos largos se asemejan cada vez más a las que se encuentran en Europa. Esa es otra demostración de que las cosas cambian aquí y allá.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado