Brújula/Crece el saldo en contra

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 21 de 2014
2014-10-21 02:00 a.m.

La disminución del 1,5 por ciento en el valor de las importaciones que hizo Colombia en agosto fue recibida con cierto beneplácito en los círculos oficiales. Al fin de cuentas, ese retroceso permitió que no se viera tan grave el descenso que tuvieron las ventas externas del país en el mismo periodo.

Sin embargo, el bajón no cambia sustancialmente la tendencia ya identificada. Esta tiene que ver con el notorio cambio de signo en la balanza comercial colombiana, que de un saldo en negro aceptable, pasó a un rojo protuberante en un lapso breve.

Según el Dane, mientras en los primeros ocho meses del 2013 el superávit alcanzado fue de 1.834 millones de dólares, un año más tarde, el déficit ascendió a 1.754 millones, lo cual quiere decir que la variación total fue de 3.588 millones de dólares en contra.

Semejante circunstancia se combina con un retroceso en los flujos de inversión extranjera directa.

Es cierto que el faltante fue compensado por la llegada de casi 6.000 millones de dólares con destino a compra de papeles en el mercado financiero, pero dada la volatilidad de este renglón es difícil decir que toda la situación está controlada.

Por ahora, lo que queda en claro es que las cuentas se están empeorando y los riesgos van en aumento. Ese es otro factor que explica la devaluación que ha experimentado el peso colombiano en las últimas semanas, más allá de los vaivenes del día a día.

Y es que si bien se quiere poner en contexto lo sucedido a raíz de la variación en el escenario internacional, que ha conducido a que volúmenes importantes de recursos regresen a sitios ‘seguros’ como Estados Unidos, también hay que tener en cuenta las realidades locales. Y la de Colombia es menos sólida que hace apenas unos meses.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado