Brújula/ La crisis que no termina

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
mayo 06 de 2015
2015-05-06 12:53 a.m.

El titular ha sido escrito tantas veces, que cuando vuelve a aparecer es recibido con muestras de cansancio e incredulidad. Como en la fábula del pastorcito mentiroso, los anuncios sobre la quiebra de Grecia y su eventual salida de la zona euro completan más de cinco años, sin que al final de cada declaratoria de emergencia acabe sucediendo nada.

Así ocurre en la presente oportunidad, en la que Atenas se encuentra contra las cuerdas ante el agotamiento de los fondos con los que cuenta para pagar sus obligaciones. Los intentos de llegar a un acuerdo con sus socios de la Unión Europea han sido infructuosos y más de un inversionista empieza a pensar que a lo mejor el lobo sí aparece.

Tal es la impresión que surge del comportamiento de las bolsas de valores en el Viejo Continente. Ayer las plazas de Fráncfort y París mostraron números en rojo, mientras que las de Madrid y Milán tuvieron caídas aún más fuertes. De forma paralela, los márgenes de riesgo de los bonos españoles o italianos subieron notoriamente, en lo que se puede interpretar como señal de desconfianza.

El asunto es el de siempre. El gobierno helénico tiene que comprometerse con una serie de medidas de austeridad que le permitan tener excedentes y cumplir con sus acreedores. La discusión nunca es fácil, pero ahora es mucho más complicada por cuenta de que el primer ministro, Alexis Tsipras, llegó al poder con el compromiso de aflojar el cinturón.

Además, hay una serie de instituciones que dan muestras de impaciencia. El Fondo Monetario Internacional y la propia Unión Europea acaban de dejar en claro que su tolerancia se está acabando. Una primera fecha límite puede llegar hoy y desatar tempestades que llevarían a que el drama griego llegue a un inconveniente desenlace.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado