Brújula / Que no cunda el pánico

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 13 de 2015
2015-03-13 03:47 a.m.

Tras la sorpresiva alza que tuvo la tasa de inflación en Colombia para el mes de febrero, ahora la preocupación de las autoridades se concentra en las apuestas que hacen los expertos con respecto al comportamiento del Índice de Precios al Consumidor en el 2015.

El motivo es que si las expectativas sobre una oleada alcista se llegaran a disparar, habría que tomar medidas para demostrar que el Banco de la República está dispuesto a hacer lo que sea, con tal de que el asunto no se salga de control. En términos prácticos, es posible que la institución estuviera obligada a subir las tasas de interés, en momentos en que la economía muestra síntomas de desaceleración.

Sin embargo, una encuesta que viene de hacer la entidad entre los especialistas muestra que lo ocurrido el mes pasado fue tomado con una calma relativa. En concreto, las proyecciones sobre la carestía se han incrementado, pero se mantienen dentro del rango fijado como meta por el Emisor. Es decir, los expertos pronostican que la inflación quedará en 3,65 por ciento este año.

Aun así, el camino no será suave, sino que estará lleno de altibajos. Quienes contestaron el sondeo afirman que en el corto plazo el aumento en la canasta familiar va a ser más rápido y que una moderación solo tendría lugar el próximo semestre. Puesto de otra manera, seguiríamos por encima del 4 por ciento durante un tiempo.

Lo anterior se puede calificar como una buena noticia, a pesar de que existe una dispersión muy amplia entre las predicciones que se hacen. Dado que difícilmente se puede hablar de un gran nerviosismo en el ambiente, lo más probable es que el Banco se quede quieto en materia de intereses, dejando las cosas como están. Pero todo depende de que la calma siga en el futuro cercano.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto
 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado