Brújula/Los debates serán intensos

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
noviembre 27 de 2013
2013-11-27 03:35 a.m.

El Congreso Cafetero que comienza hoy sus deliberaciones en Bogotá tiene, sin duda, un marco muy diferente al de otras citas recientes. No obstante, hay elementos que le vuelven a dar un sabor agridulce a la actividad, en general.

Desde el punto de vista de la producción, es positivo que el país se apresta a conseguir una cosecha que supere los 10 millones de sacos, revirtiendo así la tendencia decreciente observada en el lustro pasado. Gracias al repunte, no solo debemos subir en el escalafón mundial, sino que ya no va a ser necesario importar el grano de Ecuador o Perú, para atender las necesidades del consumo interno.

Lamentablemente, dicha mejora tiene lugar en un contexto de precios internacionales a la baja, que apenas superan el dólar por libra. Ante la protesta de los cultivadores, el Gobierno ha adoptado el esquema de subsidios más generoso de su historia, con un costo para el fisco que podría superar el billón de pesos en el 2013.

A pesar del esfuerzo, la insatisfacción es la norma en el gremio. Los productores dicen que siguen trabajando a pérdida, mientras el Ejecutivo ha dicho que los apoyos no pueden ser eternos. Por su parte, otros ramos piden fondos, al tiempo que diversos analistas cuestionan el esquema institucional vigente.

Ante tales realidades, es seguro que los debates serán intensos y servirán de preámbulo a una agenda de reformas de curso incierto, pero que es necesaria para que el café siga siendo fuente de sustento digna para más de medio millón de familias.

Y es que más allá de la dificultad de impulsar cambios, es incuestionable que mantener las cosas como están no es la llave que abre la puerta a la solución de problemas que son, a la vez, profundos y complejos, amargando el ‘tinto’ de tantas personas.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado