Brújula/ Descenso prolongado

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 08 de 2015
2015-04-08 12:53 a.m.

Ningún analista esperaba, al comenzar el año, que las exportaciones colombianas se comportaran bien en el 2015. Aun así, es difícil no sorprenderse ante el tamaño de la descolgada que muestran las estadísticas oficiales.

Según lo informó el Dane este martes, las ventas externas del país registraron en febrero una contracción cercana al 27 por ciento, que se agrega al bajón del 40 por ciento de enero. En el acumulado del bimestre, la cifra va en 6.008 millones de dólares, que se compara muy desfavorablemente con los 9.080 millones de igual periodo del 2014.

Semejante descenso es mayúsculo. Si las cosas no cambian, la facturación disminuiría en unos 18.000 millones de dólares anualmente, aunque cualquier técnico diría, con razón, que hacer una simple regla de tres es equivocado.

Para comenzar, hay factores clave que son imposibles de predecir, como el precio del petróleo. En caso de que las cotizaciones del crudo experimenten, en el segundo semestre, el leve repunte del que hablan los expertos, las cosas serían menos graves.

También existe la esperanza de que la tasa de cambio les ayude a los ramos agrícolas e industriales.

Como la respuesta a la devaluación no es inmediata, también habría que esperar unos meses antes de que el mayor poder de compra del dólar se exprese en pedidos más altos de bienes nacionales.

No obstante, por ahora hay motivos para inquietarse. El principal es la falta de dinámica en algunos destinos destacados como es el caso de Estados Unidos. Desde un punto de vista más amplio, todo apunta a que el saldo en rojo de la balanza comercial podría llegar a niveles históricos, a menos que se produzca una caída en las importaciones. Y si esta no se da, puede regresar una volatilidad que no le conviene a nadie.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado