Brújula/ ¿Desenlace anunciado?

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 11 de 2013
2013-09-11 12:58 a.m.

A medida que suceden en el Congreso los debates en torno al presupuesto general de la Nación para el 2014, varias cosas comienzan a ser evidentes. La primera es que más que sufrir modificaciones, la propuesta gubernamental va a tener una adición cercana a los tres billones de pesos. La segunda es que ese incremento deberá estar respaldado con más ingresos, para contar con el aval del Gobierno.

La necesidad de mayores recursos es conocida. La solución de los paros que afectaron a buena parte del territorio colombiano no fue gratuita e implicará compromisos adicionales, dirigidos en particular al sector agrícola. Por ejemplo, con el fin de desmontar las manifestaciones en el Huila, se hizo el compromiso de extender por un año más el apoyo a los cafeteros, cuya cuenta se acercaría al billón de pesos.

Si bien todavía se discute cómo se repartiría el pedazo adicional de la torta, todo indica que habrá una parte para subsidios, otra para condonación de créditos y una tercera dirigida a respaldar programas de infraestructura rural o mejora en la competitividad. Tales disposiciones les permitirán a los parlamentarios que luchan por su reelección decirle a la ciudadanía que el Capitolio estuvo a la altura de las circunstancias.

Así las cosas, el debate se centrará en la fuente de los dineros extra que son requeridos. En tal sentido, el Ministerio de Hacienda ha dicho con claridad que preferiría posponer durante un año el desmonte paulatino del gravamen a las transacciones financieras, lo cual generaría la suma solicitada.

Y si bien esa salida es la más fácil, hay un peligro. Este consiste en que un impuesto que ha sido descrito como antitécnico siga existiendo, en caso de que la estrechez se convierta, como parece, en la norma de aquí en adelante.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado