Brújula / La desigualdad en aumento

Si hay un tema en el cual no parece que el mundo evolucione favorablemente, es el de la desigualdad.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
junio 23 de 2014
2014-06-23 11:00 p.m.

Un reporte hecho por la Ocde, el club de 34 naciones al que aspira a ingresar Colombia en los próximos años, pone el dedo en la llaga.

Según la entidad, la repartición de la torta de la riqueza ha empeorado en los últimos cuatro años, hasta el 2011.

De tal manera, el ingreso del 10 por ciento más pobre cayó 1,6 por ciento en general, mientras que en aquellos países más golpeados por la crisis económica, que aún se siente en buena parte de Europa, las cosas son todavía peores.

Por ejemplo, en Grecia y España la brecha entre los que más tienen y los que no, se amplió. Incluso en aquellos lugares donde las cosas no se pusieron tan mal, como en Alemania, igualmente se observó un deterioro.

Es verdad que en muchos sitios, buena parte de los desequilibrios se lograron contener por cuenta de los impuestos y las transferencias hacia los segmentos menos favorecidos de la población.

No obstante, fue llamativo que tanto los más jóvenes como los más ancianos quedaron en condiciones particulares de vulnerabilidad.

En el caso de los primeros, los datos disponibles señalan que el alza en las tasas de desempleo ha golpeado con particular dureza a los menores de 25 años.

Y en el caso de los mayores de 65, el recorte en beneficios pensionales o programas de salud también los ha puesto en condiciones difíciles.

Todo lo anterior deja en claro que el lustro pasado resultó ser muy malo en materia de equidad social.

En la medida en que empieza el largo camino de la recuperación, uno de los oficios pendientes es recuperar el terreno perdido, algo que no será fácil ni rápido.

Por otra parte, las estadísticas de la Ocde dejan en claro que incluso si en los últimos años a América Latina no le fue mal, en lo que respecta a la desigualdad le falta mucho.

Chile, con un coeficiente de Gini del 0,5, es el país peor clasificado del grupo, seguido por México.

De tal manera, cuando se mira qué proporción del ingreso se lleva el 10 por ciento más rico de la población en la nación austral, esta asciende a 40,9 por ciento, mientras que el promedio general es del 24,4 por ciento.

Tales cifras son mucho peores en el caso de Colombia, de manera que si somos aceptados en la Ocde, debemos entender que en este campo de la inequidad nos queda un inmenso camino por recorrer, si no queremos ocupar los peores lugares.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado