Brújula/ El dictamen del Banco

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
diciembre 01 de 2014
2014-12-01 02:42 a.m.

No había una gran expectativa por parte de los analistas en torno a los resultados de la junta directiva del Banco de la República, que tuvo lugar el viernes pasado. Y es que todas las señales apuntaban a que la entidad dejaría quieta su tasa de interés de intervención, como efectivamente sucedió.
Aun así, los observadores querían saber lo que piensa el Emisor sobre el comportamiento de la economía colombiana, dadas las turbulencias que han ocurrido en semanas recientes. En particular, la inquietud era si los pronósticos se habían oscurecido o no.
En contra de lo que algunos pensaron, el dictamen del Banco fue relativamente tranquilizador. Para comenzar, mantuvo su proyección de crecimiento del 2014, reiterando que la cifra más probable de aumento en el Producto Interno Bruto es del 5 por ciento.
La razón es el dinamismo de la demanda interna que todavía se interpreta como saludable. Aceptando que la situación internacional es compleja y que el sector externo actuará como un lastre, la apuesta es que tanto el consumo como la inversión locales alcanzarán a compensar esos vientos en contra.
En lo que hace a los precios del petróleo, se acepta que están por debajo de los escenarios que se habían vislumbrado para este y el próximo año. Debido a ello, se afirma que los términos de intercambio del país se han deteriorado, aunque en el caso del café el valor de la libra se encuentra en un muy buen nivel.
En la rueda de prensa que acompañó la lectura del comunicado, el Gerente del Banco recordó que el hecho de contar con una tasa de cambio flotante servía para amortiguar este tipo de choques. El mensaje es que la devaluación del peso hará más competitiva la producción nacional frente a los bienes de origen extranjero y debería permitir la apertura de nuevos mercados.
Y en el frente inflacionario, el parte fue de normalidad. Más allá de una ligera aceleración en el ritmo del Índice de Precios al Consumidor en octubre, las expectativas no han cambiado de manera notoria. De hecho, el Emisor mantuvo para el 2015 la misma meta de los últimos tiempos, es decir un alza entre el 2 y el 4 por ciento, con el 3 por ciento anual como el punto medio.
Tales planteamientos dejan claro que hay una interpretación más pausada de la realidad. Aceptando los altibajos, la entidad no ha variado sus puntos de vista sobre la economía nacional.


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado