Brújula/Directo al grano

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
junio 06 de 2014
2014-06-06 12:32 a.m.

La información según la cual la producción cafetera en Colombia creció 14 por ciento en los primeros cinco meses del 2014 confirma que las circunstancias en las que se mueve el renglón más importante de la economía agropecuaria son radicalmente diferentes ahora. Y es que después de años de cosechas inferiores al promedio histórico, por fin el país se acerca a la meta de los 12 millones de sacos.

A lo anterior hay que agregar un escenario de precios internacionales sustancialmente más favorable que en el pasado reciente. Si bien en los últimos tiempos las cotizaciones se han moderado y el efecto de la tasa de cambio actúa como un lastre, los cultivadores conservan el nivel de 700.000 pesos por carga, que se logra en parte con el esquema de subsidios contenido en el llamado PIC.

Tales circunstancias hacen prever que el ingreso de más de medio millón de familias que dependen directamente del grano recibirá un impulso importante en estos meses. Es de esperar que en la medida en que más cafetales entren en producción, las cosas mejoren aún más.

Pero expresado ese deseo, vale la pena señalar que el panorama no se encuentra despejado del todo. Puesto de otra manera, hay riesgos que vale la pena tener en cuenta.

Para comenzar, las cotizaciones deberían descender una vez Brasil supere el efecto de los factores climáticos que impactaron el tamaño de su cosecha. Si bien eso tardará un tiempo, la oferta tenderá a normalizarse.

Adicionalmente, el anuncio sobre la llegada del fenómeno de ‘El Niño’ en Colombia puede afectar la productividad de los cafetos, en caso de que no se tomen precauciones. Y una mayor revaluación sería grave para un sector que apenas empieza a saborear algo de los buenos tiempos.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado