Brújula/ No todo es como el dólar

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 11 de 2015
2015-03-11 04:30 a.m.

Por cuenta de la fuerte devaluación que ha experimentado el peso colombiano frente a su contraparte estadounidense, es fácil creer que el fenómeno es de orden general y que en otros casos ocurre lo mismo. Pero una impresión así dista de la verdad, como lo demuestran dos ejemplos individuales.

Uno notorio es el del euro, que también se ha venido depreciando contra el dólar. La mezcla del balance de riesgos a un lado y otro del Atlántico, junto con el comienzo de la política del Banco Central Europeo de inyectarle dinero a las economías del Viejo Continente, han variado las cosas sustancialmente.

Tanto, que las cotizaciones son muy diferentes a las de hace pocos años. Hoy, los expertos coinciden en que ambas monedas tienden a la paridad, cuando algo más de un lustro atrás la proporción era la de un euro por 1,4 dólares.

Y eso lo sienten los exportadores colombianos. El billete comunitario, que por estos días del 2014 se tasaba en 2.835 pesos hoy vale 2.804, lo cual quiere decir que ha tenido lugar una revaluación de algo más del 1 por ciento. Queda claro, entonces, que la competitividad ganada por motivos cambiarios no tiene lugar en esa región.

Si por allá llueve, por el vecindario tampoco escampa. Los líos que ha tenido la economía brasileña se han expresado en una pérdida de confianza de los inversionistas hacia la nación más grande de América Latina que se encuentra en una situación de estancamiento.

En consecuencia, un real que 12 meses atrás se transaba por 1.114 pesos, ahora vale 844. En este caso, la apreciación ha sido de más del 24 por ciento. Es verdad que frente al dólar la pérdida de terreno para la economía nacional asciende a más del 28 por ciento, pero una cosa es lo que pasa con Estados Unidos y otra con múltiples países.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado