Brújula/ Una dosis de oxígeno

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 09 de 2015
2015-07-09 01:15 a.m.

No hay duda de que el proceso de paz que adelantan el Gobierno de Colombia y las Farc recibió este miércoles una dosis de oxígeno, después de que un representante de la guerrilla anunció en La Habana que habrá una nueva tregua unilateral a partir del 20 de julio próximo. La decisión sirve para aliviar un problema cuyo pronóstico era negativo.

El comunicado fue leído por ‘Iván Márquez’, quien señaló que “buscamos con ello generar condiciones favorables para avanzar con la contraparte en la concreción del cese al fuego bilateral y definitivo”. En respuesta, diferentes entidades saludaron el gesto y más de uno volvió a dejarse llevar por el optimismo.

Pero es mejor mantener la cabeza fría. Es verdad que por cuenta del pronunciamiento, se enciende otra vez una luz de esperanza, en el sentido de que sea posible llegar a un acuerdo que le ponga fin a un conflicto interno que lleva más de medio siglo de duración. Sin embargo, más allá del gesto, vale la pena insistir en que esta demostración no será suficiente si las discusiones no avanzan en la mesa.

En concreto, hay que progresar en los dos puntos que siguen pendientes y definir un asunto clave: la aplicación de los mecanismos de justicia transicional para los integrantes del grupo subversivo. Puesto de otra manera, si no se adoptan los criterios de verdad, justicia y reparación, será imposible concluir exitosamente los diálogos.

Lo anterior quiere decir que las Farc tienen que abandonar las rígidas posiciones de los últimos tiempos. Valorando sus expresiones en favor de la paz, hay puntos que no son aceptables para la sociedad colombiana ni se ajustan a las nuevas realidades mundiales. Y una negativa a entender que el mundo es diferente podría ser preámbulo de una nueva y, a lo mejor, definitiva crisis.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado