Brújula/ Duro golpe al empleo

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 25 de 2015
2015-10-25 11:43 p.m.

Unas 250.000 personas vinculadas a la industria del petróleo han perdido su empleo en todo el mundo a causa de la crisis de los precios del crudo, según el presidente para América y gerente de la división Oil & Gas de la cazatalentos Hays, John Faraguna.

En términos generales, “las empresas que están ofreciendo empleos se han reducido a la mitad”, indicó el ejecutivo, quien advirtió que, “aunque es una tendencia global”, Latinoamérica, África y Oriente Medio son los más afectados, pues el hecho de que esas zonas geográficas sean ricas en materias primas hace que “sufran más por su dependencia al crudo y su necesidad de explotarlo”.

Los precios del petróleo han descendido por debajo de los 50 dólares el barril desde los más de 110 dólares registrados a mediados de 2014, entre otras causas por una oferta excesiva frente a una debilitada demanda mundial. Y cuando los precios están bajos, las compañías petroleras optan por reducir sus trabajos exploratorios, “para privilegiar la producción y generar ingresos”. Debido a esto, los geofísicos han sido los profesionales que más han sentido los recortes de personal, seguidos de empleados de áreas como las de producción y administrativas.

No solo se han perdido puestos de trabajo, sino que se ha registrado un importante estancamiento de los salarios en la industria de los hidrocarburos, después de años de incrementos salariales, año tras año. Esto hace que la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores petroleros afecte a otros sectores industriales.

“Aunque ahora en los países haya una percepción, incluso en Estados Unidos, de que los bajos precios del petróleo son buenos para los consumidores, el impacto en las empresas manufactureras que suplen la industria del crudo ha sido muy grave”, explicó Faraguna. Sin embargo, aclaró que las petroquímicas y las refinerías no han visto ni verán afectado su rol en la industria, pues a pesar de las bajas en los precios su trabajo continúa.

Según cifras de Hays, antes de la crisis por lo menos el 35 por ciento del total de las vacantes que las grandes empresas ofrecían era del sector petrolero, pero ahora no representa ni el 10 por ciento. No obstante lo anterior, Faragua resalta que un aspecto positivo es que “es un buen momento para que las compañías encuentren el talento que ahora está desocupado y antes no tenían, y que necesitarán en unos años cuando la industria se estabilice”.
 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado