Brújula/ Por algo se empieza

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 14 de 2015
2015-07-14 02:23 a.m.

Que Colombia tiene muchas asignaturas por resolver en materia pensional, es algo que los técnicos han señalado desde hace rato. Parte de la inmensa inequidad que nos caracteriza se refleja en un sistema que cubre a una parte minoritaria de la población mientras dos terceras partes de los trabajadores están desamparados, especialmente aquellos de menores ingresos.

Una de las causas principales de esta situación es la informalidad. De un total de ocupados que supera los 21 millones de individuos, tan solo unos siete cotizan regularmente ya sea al sistema público o al privado. El diagnóstico es más inquietante cuando se tiene en cuenta que apenas una baja proporción acaba cumpliendo los requisitos para acceder a una pensión de jubilación.

Con el fin de solucionar en parte el problema, la ley creó el esquema de Beneficios Económicos Periódicos que en la práctica opera como un programa de ahorro voluntario. Dirigido a quienes forman parte del Sisbén, en los niveles uno a tres, este utiliza los aportes que se hagan, más un subsidio del 20 por ciento que sale de las arcas públicas.

En la presentación pública de la iniciativa que tuvo lugar ayer, se enfatizaron las ventajas de inscribirse: seguridad de los recursos, administración sin costo, otorgamiento de seguros o la posibilidad de heredar. La población objetivo es amplia, pero las metas oficiales hablan de unos siete millones de personas.

La idea tiene a su favor que los parámetros de vinculación y el método de recaudo -mediante el uso de los terminales de Baloto- es relativamente sencillo. Ahora el reto consiste en convencer a la gente de que se vincule.

Ese es tal vez el desafío más grande en un país cuyos habitantes piensan más en las afugias del día, que en el largo plazo. Pero por algo se empieza.

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado