Brújula/ Estándares que suben

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 30 de 2015
2015-09-30 12:45 a.m.

Cuando a finales de mayo pasado, la Aeronáutica Civil expidió una resolución mediante la cual incrementaba sustancialmente las multas para las aerolíneas que tuvieran deficiencias en el servicio prestado, las reacciones oscilaron entre la protesta y el escepticismo. Para unos el garrote iba a golpear demasiado fuerte, mientras que para otros los efectos prácticos serían menores.

Cuatro meses después, el balance es otro. Así se desprende del reporte que entregó este martes la entidad, según el cual han mejorado los niveles de servicio, los índices de cumplimiento y las respuestas a quejas y reclamos de los pasajeros. De manera complementaria, se nota un alza importante en las compensaciones pagadas por demoras en los vuelos.

Quizás lo más significativo es el apego a los itinerarios, el cual mejoró en 13 puntos porcentuales en rutas nacionales para el cuatrimestre que va de marzo a junio, en comparación con igual periodo del 2014. Es probable que el significativo aumento en las multas por demoras haya impulsado el respeto a los horarios.

Tampoco son despreciables las compensaciones para los usuarios del avión. Tan solo entre junio y julio estas ascendieron a 8.434 millones de pesos, correspondientes a atrasos, cancelaciones o sobreventas.

Y las normas se siguen ajustando. Ahora, el cobro por corrección del nombre en el tiquete no podrá superar los 30.000 pesos, mientras que la tarifa para los menores de dos años pasa a ser el 10 por ciento de la del acompañante, no la plena como venía sucediendo.

Tales determinaciones producen escozor y golpean los balances del sector. Sin embargo, son necesarias para mejorar los estándares, pues el crecimiento observado en los últimos años tiene que ir de la mano de una mayor calidad.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado