Brújula/ Y esto nada que mejora

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
junio 05 de 2015
2015-06-05 03:49 a.m.

A medida que pasan los meses, se vuelve evidente que la fuerte caída que han experimentado las exportaciones colombianas no da señales de terminar. Según lo reportó el Dane, las ventas externas del país volvieron a caer en abril, al descender 26 por ciento.

Más inquietante todavía es lo que pasa con el acumulado. En el primer tercio del 2015, lo facturado ascendió a 12.654 millones de dólares, 5.151 millones menos que en igual periodo del año pasado. Aunque hacer una regla de tres no es, probablemente, la manera de realizar una buena proyección, resulta fácil predecir el tamaño de un bajón que, en cualquier caso, será considerable.

La mayor parte de esa descolgada tiene un claro culpable. El capítulo de combustibles y productos de las industrias extractivas es el de peor desempeño, por cuenta de lo sucedido con las cotizaciones del petróleo. Aunque la cantidad de crudo entregada ha subido, esto no ha servido para compensar el derrumbe de los precios.

Pero ese no es el único caso. Las manufacturas también se encuentran en terreno negativo. Ninguno de los renglones importantes, con excepción del ferroníquel, sacan la cara, incluyendo el equipo de transporte y los productos químicos. Tal parece que la depreciación del peso no se ha traducido todavía en mayores órdenes de compra de bienes elaborados nacionalmente.

A su vez, el segmento de alimentos y bebidas va un poco mejor. Tanto las exportaciones de café, como las de banano y flores vienen evolucionando positivamente, con lo cual el agregado muestra un incremento del 8,4 por ciento. Sin embargo, eso no es suficiente para compensar un balance general que es malo y no da señales de mejorar. Eso forma parte de la nueva realidad del comercio exterior colombiano.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado