Brújula/ Estrellas del pasado

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
junio 11 de 2015
2015-06-11 03:09 a.m.

Hasta hace un tiempo corto, las economías emergentes eran consideradas el motor más vigoroso del planeta. Mientras los países más ricos parecían no encontrar salida a los problemas de la crisis financiera del 2008, las naciones en desarrollo avanzaban a un ritmo rápido y, aparentemente, incontenible.

Sin embargo, ese ya no es el caso. Tal como lo señaló ayer el Banco Mundial en su reporte sobre las perspectivas internacionales, la baja velocidad es ahora la norma, y en lo que se conoce como el ‘sur’ es especialmente notoria.

Según el organismo multilateral, el 2015 pinta peor de lo que se pensaba hace unos meses. En cifras concretas, el crecimiento global llegaría apenas al 2,8 por ciento este año. Para los emergentes, el pronóstico es de 4,4 por ciento, que es muy malo, en comparación con el pasado reciente. Aparte de ello, el número esconde una realidad heterogénea.

Puesto de otra manera, durante un momento parecía que los países de menor ingreso relativo iban montados en el mismo tren. Sin importar la latitud, todos avanzaban con marcha más firme, consiguiendo de paso importantes mejoras en el campo social.

El problema es que ahora las generalizaciones no sirven. Junto al éxito de India, cuyo PIB debería expandirse en 7,5 por ciento este año, está Brasil, que apunta a una contracción del 1,3 por ciento. Por tal razón, el escenario es confuso, pues al lado de unos que siguen bien, se encuentran otros en problemas.

Ante el cambio en las condiciones internacionales, los riesgos son mayores. Nuevas caídas en los precios de las materias primas o un alza en los intereses, serían dolores de cabeza mayúsculas. Y si los emergentes no tienen la guardia arriba, se arriesgan a ser recordados como las estrellas del pasado.

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado