Brújula / Ganador por puntos

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 24 de 2012
2012-10-24 02:00 a.m.

Si se tratara de una pelea de boxeo, de esas que duran tres asaltos, se podría decir que el campeón logró retener el título por unos cuantos puntos.

Y es que después de un mal comienzo en el que se vio contra las cuerdas, pudo conectar unos cuantos golpes que le cambiaron la cara al combate, así no haya lanzado a la lona a su oponente.

Palabras más, palabras menos, en eso consiste el resumen de los debates entre Barack Obama y Mitt Romney, cuyo tercer y último capítulo tuvo lugar en Florida el pasado lunes en la noche.

Citados para hablar de política internacional, tanto el actual inquilino de la Casa Blanca como su rival, se trenzaron en una larga discusión, en la que quedó claro que el primero sabe más que el segundo.

Dicho lo anterior, la diferencia no fue contundente. Con su aire de profesor universitario que le da algo de ‘sobradez”, Obama construye sus argumentos de manera más didáctica que apasionada.

En contraste, es evidente que Romney no es un gran conocedor del asunto, pero es más punzante a la hora de hacer afirmaciones, a las que a veces les falta conexión con la realidad.

Dado el estrecho margen con el que concluyó el enfrentamiento entre los candidatos demócrata y republicano, los expertos siguen con la opinión de que cualquier cosa puede suceder el próximo 6 de noviembre.

Si bien la mayoría de los conocedores le apuestan al Presidente, todo indica que el margen de victoria va a ser estrecho, así como quedó en evidencia tras los debates televisivos de las pasadas semanas.

Todo apunta, en conclusión, a que la opción para los ciudadanos no va a ser la de escoger el mejor, sino la de votar por el menos malo. Por tal motivo, la consigna en estos días que faltan para ambos bandos es, ante todo, la de no cometer errores.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado