Brújula / Golpe a golpe

En un país que ha tenido en el contrabando uno de sus principales flagelos, no deja de ser noticia el que las autoridades logren ganar terreno en la lucha contra las organizaciones que son responsables de este delito.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
abril 24 de 2014
2014-04-24 05:14 a.m.

En tal sentido, hay que destacar el anuncio hecho ayer por la Fiscalía General, al haber podido capturar a ocho personas que en el primer semestre fueron responsables de traer al país 4.000 cabezas de ganado.

El punto de partida de los animales fue Venezuela, en donde por cuenta de los diferenciales cambiarios una res cuesta una fracción de lo que vale en Colombia.

No obstante, teniendo en cuenta que al otro lado de la frontera se ha detectado la presencia de fiebre aftosa, se requieren una serie de controles fito-sanitarios indispensables.

Con el fin de burlar tales requisitos, los cerebros de la operación falsificaron registros pecuarios y de vacunación, con la participación del gerente del Frigorífico de Cúcuta. Así, el ganado sacrificado en la capital de Norte de Santander se podía transportar para ser vendido en comercios de Popayán y Cali, en donde era más fácil ocultar su lugar de origen.

En el esquema participaban integrantes de la conocida banda criminal ‘Los Rastrojos’ que han aprovechado las condiciones particulares de la nación bolivariana para traer alimentos al territorio nacional y obtener enormes ganancias.

El problema es que todo se hace a costa de los productores locales y sin el pago de impuestos y aranceles.

Ante lo sucedido, es fácil decir que el boquete que se cerró es relativamente pequeño. Pero a decir verdad, son este tipo de estructuras encargadas de mover todo tipo de productos -desde gasolina hasta licores, pasando por cigarrillos y electrodomésticos- las que hay que desmontar. Y eso se hace golpe a golpe.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado