Brújula / Más que una hamburguesa

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 16 de 2013
2013-05-16 02:09 a.m.

Una de las maneras más conocidas de calcular si la moneda de un país se encuentra revaluada frente a otras es el conocido índice Big Mac, creado por la revista británica The Economist a comienzos de los años ochenta, y que toma como referencia el precio de la popular receta de McDonald’s.

Según la publicación, en enero pasado el costo de dicha hamburguesa en Estados Unidos era de 4,4 dólares, mientras que el promedio de la Zona Euro llegó a 4,9 dólares, el de Gran Bretaña a 4,2 y el de Suiza a 7,1 dólares.

Bajo ese parámetro, el euro se encontraba sobrevalorado en cerca de 12 por ciento, en tanto que el franco suizo lo estaba en 63 por ciento. En cambio, la libra esterlina se ubicó casi 3 por ciento de su paridad.

En América Latina también se ven grandes saltos. Mientras que en México el valor una Big Mac era de apenas 2,9 dólares, en Perú llegaba a 3,9, en Chile a 4,3 en Brasil a 5,6 y en Venezuela a 9,1, antes de la devaluación del bolívar.

Por su parte, Colombia estaba en 4,9 dólares, lo que equivale a un nivel de apreciación del 11 por ciento. Desde ese punto de vista, para llegar al punto de partida estadounidense la tasa de cambio debería estar en 1.959 pesos por dólar, un valor que se asemeja mucho a lo que dicen los modelos que usa el Banco de la República.

No obstante, si en el criterio de cálculo se incluyen diversos costos factoriales, como los laborales, el resultado cambia radicalmente. En el caso del país, Anif estima que la sobrevaloración de la moneda nacional ascendería casi a un 80 por ciento, lo que significaría un dólar de unos 3.300 pesos.

Lo anterior, claro está, no considera los márgenes de ganancia en cada sitio, que pueden influir radicalmente en el resultado. Pero el ejercicio ratifica que el lío de la revaluación es grande y puede ser mayor de lo que se creía.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado