Brújula/ Implosión cercana

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 10 de 2015
2015-07-10 01:53 a.m.

Para nadie es noticia saber que la economía de Venezuela se encuentra en problemas. Según los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Producto Interno Bruto debería contraerse 7 por ciento este año, mientras la inflación se confirma como una de las más altas del mundo, si se toman como base los cálculos independientes, pues las estadísticas oficiales no se conocen.

Aun así, resulta imposible no sorprenderse por la gravedad de una crisis que empeora todos los días. Este jueves, se supo que el país vecino retiró parte del dinero que tenía depositado en el FMI, en la que parece ser una frenética búsqueda de divisas.

Esa realidad se refleja en términos cambiarios. En el mercado paralelo, el dólar se acerca a los 600 bolívares, es decir, casi 100 veces por encima del tipo oficial que se utiliza para las importaciones que son consideradas como esenciales.

Semejante situación ocasiona todo tipo de distorsiones. Dependiendo de la base que se utilice para hacer el cálculo, el costo de un artículo determinado puede ser el más alto o el más bajo del mundo. No es de extrañar, por lo tanto, que el sector productivo se encuentre postrado, pues los obstáculos en la vía, práctica son inmensos.

Y, claro, hay aberraciones como la de la gasolina. Con apenas el equivalente de un dólar, se puede llenar varias veces el tanque de cualquier vehículo, algo que estimula el contrabando de combustibles hacia Colombia.

Ese caso muestra que lo que pasa al otro lado de la frontera nos concierne. En la medida en que la presión aumenta es obligatorio prepararse para los efectos de una implosión, que, a medida que pasan los días, se ve inevitable y cercana.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado