Brújula / Una inquietud justificada

No es usual que los ministros, independientemente de la cartera que representen, asistan a un concejo municipal.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
agosto 15 de 2012
2012-08-15 02:15 a.m.

Pero eso fue lo que hizo precisamente ayer el titular de Vivienda, Germán Vargas Lleras, quien estuvo en el recinto bogotano, con el fin de hacer sonar una alarma que está justificada.

Según el funcionario, la construcción de casas y apartamentos en la capital está de capa caída, algo que no solo afecta la salud del ramo edificador, sino la marcha del empleo y el Producto Interno Bruto de la ciudad.

La prueba de dicha afirmación se encuentra en las estadísticas del Dane -que muestran una baja del 47 por ciento en el área licenciada a mayo- y en las investigaciones de firmas especializadas, como Coordenada Urbana. De acuerdo con esta última, en los meses recientes, los lanzamientos de proyectos disminuyeron 24 por ciento, mientras las ventas lo hicieron en 13 por ciento y las iniciaciones de nuevas obras en 10 por ciento.

Semejante comportamiento es inquietante, a la luz del inmenso déficit habitacional que existe en el Distrito, el cual golpea, sobre todo, a los estratos populares. Vargas Lleras sostuvo que la oferta de Vivienda de Interés Prioritario (VIP) en la ciudad llega apenas a 297 unidades, mientras que la de Vivienda de Interés Social (VIS) es de 2.659, cifras totalmente insuficientes para atender la demanda.

Como si lo anterior no bastara, hay preocupación por el efecto que pueda tener una norma incluida en el plan de desarrollo distrital que obliga a un porcentaje para VIP en cualquier proyecto de vivienda. El Ministro afirmó que dicha disposición ha paralizado la ejecución de planes parciales con un potencial de 158.440 VIS. Todo indica que Bogotá, lejos de ser parte de la solución, se ha convertido en el problema.
ricavi@portafolio.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado