Brújula / Limando asperezas

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 09 de 2015
2015-04-09 02:17 a.m.

Faltan pocas horas para que comience oficialmente la Cumbre de las Américas, que reunirá a 35 líderes del Continente mañana y el sábado en Panamá y la gran preocupación sigue vigente. Esta es que las tensiones entre Estados Unidos y Venezuela se lleven por delante las deliberaciones e impidan que germine algo de armonía en el encuentro.

Debido a ello, no pasó desapercibida la visita a Caracas de un enviado especial del Departamento de Estado norteamericano. Se trata de Thomas Shannon, un diplomático de larga experiencia en la región que, supuestamente, lleva un mensaje que servirá para que la presión disminuya.

El tema no es fácil, pues implicaría que Washington dé un paso atrás, frente al anuncio hecho en marzo que implicó duras sanciones para un puñado de funcionarios del Gobierno bolivariano. Aun así, el gesto de mandar a alguien de alto nivel fue bien recibido.

Limar las asperezas es clave para que el plato fuerte del evento se sirva como corresponde. No hay duda de que existe una inmensa expectativa en torno a la presencia de Raúl Castro, con lo cual Cuba vuelve al escenario interamericano, al menos como invitado.

Resta un largo camino para que la isla pueda participar por derecho propio en el futuro en eventos del mismo corte. No obstante, es innegable que el viento que sopló durante tantos años y en un solo sentido, empieza a cambiar de dirección.

Al mismo tiempo, los panameños aspiran que haya espacio para que el tema de ‘prosperidad con equidad’, que es el oficial de la Cumbre, pueda ser discutido en profundidad. Todo depende de que no haya sorpresas inesperadas y de que, como ha sucedido en otras ocasiones, se evite que lo urgente le quite espacio a lo importante.

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado