Brújula/ Lucha para erradicar el hambre

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 28 de 2014
2014-09-28 07:02 p.m.

La ‘batalla’ contra el hambre en América Latina y el Caribe “no está terminada, pese a ser la región en el mundo que más avance ha tenido en la reducción” de este flagelo, según expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Aunque la región ha “disminuido el número de personas que padecen hambre, (desde 1990 a la actualidad ha bajado del 15,3 % a 6,1 %), aún hay 37 millones”, destacó Alan González, representante de la FAO.

Por potro lado, de acuerdo con Ignacio Rivera, coordinador subregional para Mesoamérica de la FAO, el esfuerzo “en materia de seguridad alimentaria a nivel mundial está dando resultado” porque la población afectada por el hambre ha disminuido. La lucha contra el hambre sigue porque aún “hay 805 millones de personas en el planeta que no tienen la nutrición adecuada, es un tema grave, sobre todo en África, el sureste asiático y en América Latina que todavía nos resta”, expresó Rivera.

América Latina y el Caribe ha logrado la meta en porcentaje del Objetivo de Desarrollo del Milenio para disminuir el hambre entre 1990 y el 2015, pero no en número de personas que padecen este flagelo. La región debe bajar de 37 millones a 34,5 millones las personas que padecen hambre, destacó Rivera.

Para continuar avanzando en la lucha contra el hambre, la agricultura familiar se ve “como foco de atención para resolver el tema de la inseguridad alimentaria en el mundo”, ya que esta modalidad es “sumamente relevante, genera bienes, empleo y alimentos”, destacó Rivera.

En América Latina y el Caribe la agricultura familiar incluye a 17 millones de familias, que proveen entre el 27 y 67 por ciento de los alimentos y generan entre el 57 y el 77 por ciento del empleo agrícola, según datos de la FAO.

No obstante, “la agricultura familiar como proveedora de alimentos y de seguridad alimentaria enfrenta retos significativos”, destacó el coordinador de la FAO. Apuntó que “la baja productividad de este tipo de agricultura es uno de sus principales desafíos”.

“Sus causas son múltiples, incluyen entre las más notables la alta concentración de la tenencia de la tierra en detrimento de la agricultura familiar”, además del bajo nivel tecnológico y el cambio climático. A pesar de esos problemas, la agricultura familiar es la “columna vertebral” para erradicar el hambre y la pobreza, finalizó Rivera.


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado