Brújula/Lo que Maduro no respondió

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
enero 23 de 2015
2015-01-23 02:36 a.m.

Con Nicolás Maduro es fácil quedarse en lo anecdótico, tras el discurso que pronunció el miércoles en la Asamblea Nacional, con el fin de rendirle cuentas al cuerpo legislativo. Que si inventó nuevas palabras, que si se equivocó pronunciando otras, que si invocó la ayuda de Dios... Todo ha sido motivo para mofarse del mandatario en las redes sociales.

Pero más allá de las salidas en falso, lo verdaderamente importante fueron sus planteamientos con respecto a la difícil situación económica que afecta al país vecino. Y en este campo, el inquilino del Palacio de Miraflores se quedó corto. La razón es que, en lugar de anunciar reformas profundas, ratificó la vigencia del modelo actual.

Quienes esperaban una devaluación del bolívar se encontraron con una promesa de unificar tipos de cambio, pero manteniendo el de 6,3 por dólar, que es el causante de una parte sustancial de las distorsiones.

Es verdad que se dijo que el precio de la gasolina será incrementado este año. No obstante, sin detalles es imposible reaccionar sobre el posible desmonte de un esquema que cuesta miles de millones de dólares en subsidios.

Por otro lado, el Presidente venezolano prefirió jugar la carta de la política, al volver sobre el discurso de siempre. El problema es que los ataques a la oposición no sirven a la hora de enfrentar el descenso en los precios del petróleo, la necesidad de cumplir con las obligaciones externas o la manera de enfrentar la aguda escasez de divisas.

Debido a ello, sus promesas de reactivación sonaron vacías y pueden ser interpretadas como el síntoma de una profunda división en el seno del movimiento bolivariano.

Bien dice el refrán que lo primero que se debe hacer para solucionar un problema es reconocerlo y mientras eso no suceda, Venezuela no va a encontrar la respuestas a sus angustias.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado