Brújula / De mal en peor

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
febrero 15 de 2013
2013-02-15 12:38 a.m.

Ya ni Alemania se salva. Así podría resumirse la situación de la Unión Europea, después de que se supiera de la contracción del 0,6 por ciento en su economía durante el último trimestre del 2012. Por cuenta de esa realidad, el Viejo Continente atraviesa el ciclo recesivo más profundo desde el 2009, con todas sus grandes economías en rojo.
Semejante desempeño fue mucho peor que las previsiones hechas por los expertos. Como consecuencia, las acciones registraron ayer descensos notorios ante la certeza de que el nuevo año no va a ser necesariamente el de la recuperación.

Como si eso fuera poco, es muy dudoso que las naciones que se han comprometido a mejorar su desempeño fiscal cumplan con las metas fijadas. No solo Grecia, Portugal, Italia o España se verán obligadas a pedir clemencia, sino que también Francia empieza a entrar en una zona de incertidumbre que le puede resultar muy costosa, agravada por las políticas de François Hollande.

En respuesta, se han vuelto a escuchar los clamores para que cese la austeridad. Sin embargo, son pocos los gobiernos que tienen margen de maniobra para aflojarse el cinturón, quizás con la única excepción del de Berlín.
Debido a ello, han vuelto los recordatorios de que a los europeos les falta un largo camino para salir adelante. Expertos de todos los pelambres hablan de al menos un lustro para recuperar el mismo nivel de producción que existía en el 2007. Debido a esto, se dice que el Viejo Continente también va a tener su ‘década perdida’.

Quizás el único elemento favorable es que los mercados financieros están más tranquilos gracias a las políticas del Banco Central Europeo. Eso, y el hecho de que Estados Unidos va mejor, es lo que le permite al bloque comunitario aguantar el fuerte chaparrón.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado