Brújula/Mantener la calma

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
marzo 07 de 2014
2014-03-07 03:52 a.m.

Si bien es cierto que el resultado de la inflación en febrero estuvo por encima de las expectativas de los analistas, la reacción fue de tranquilidad ante la sorpresa. Según lo reportó el Dane en la noche del miércoles, el alza en el Índice de Precio al Consumidor en febrero fue del 0,63 por ciento, un dato superior al de igual periodo del 2013.

Como consecuencia de lo sucedido, el acumulado anual quedó en 2,3 por ciento, lo cual confirma una tendencia creciente que viene desde enero. No obstante, las apuestas siguen en lo mismo. Es decir, que para diciembre el aumento en la canasta familiar estará en cercanías del 3 por ciento, que es el punto medio del rango meta definido por el Banco de la República.

En la presente ocasión, los culpables de la aceleración fueron los alimentos y en especial el grupo de los perecederos. También la vivienda tuvo su cuota de responsabilidad, en la medida en que los arriendos habrían subido un poco más que lo esperado.

A su vez, otros ramos como educación y salud tuvieron incrementos, pero ligeramente inferiores a lo visto en el pasado reciente. También es destacable la relativa moderación en los gastos de transporte o telecomunicaciones. De manera complementaria, es evidente que el impacto del mayor valor del dólar sobre los precios ha sido muy limitado.

Todo lo anterior hace que los pronósticos no hayan variado gran cosa. Es verdad que hay elementos que generan incertidumbre, como la situación en Venezuela que puede ocasionar grandes variaciones en las zonas de frontera, en caso de que ocurra un cambio súbito.

Sin embargo, con la información disponible, persisten las razones de fondo para conservar la calma. Y mientras estas no varíen, el frente inflacionario permanecerá despejado.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado