Brújula / Es mejor a las buenas

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 11 de 2013
2013-04-11 03:37 a.m.

La noticia dada ayer por Bancolombia, que anunció una rebaja de dos puntos porcentuales en la tasa de interés que cobra por operaciones con tarjeta de crédito, fue celebrada por el Ministerio de Hacienda.

Y es que hace unos días el titular de esa cartera había hecho un llamado a los intermediarios financieros para que disminuyeran el costo del dinero, como resultado de la baja observada en la inflación y lo dispuesto por el Banco de la República.

Ahora, es de esperar que otras entidades sigan el ejemplo. En la medida en que ello ocurra subirán las posibilidades de que la demanda interna tome un segundo aire, después de un arranque de año difícil.

No obstante, lo más importante es que dichas determinaciones se tomen de manera autónoma, pues los debates en torno a este asunto toman a veces un tono emocional que es efectivo a la hora de lograr titulares, pero que sirve poco en el largo plazo.

Quien lo dude, no tiene más que mirar la experiencia del país en la época en que se adoptaban controles administrativos.

Además, porque a pesar del clamor público, los intereses han venido disminuyendo a lo largo de los últimos meses. Según datos del propio Emisor, dicho recorte ha tenido lugar en las diferentes modalidades de préstamo.

Por ejemplo, la tasa de interés total, que comprende créditos en las categorías de consumo, ordinario, preferencial y tesorería, llegó al 10,47 por ciento anual en la semana terminada el 22 de marzo. Un año atrás, el nivel alcanzado había sido del 12,79 por ciento.

Es cierto que para los usuarios del dinero plástico -que son los más numerosos-, el alivio ha sido casi imperceptible. Pero ahora esa percepción debería empezar a cambiar, si las entidades responden al empujón amigable hecho por las autoridades.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado