Brújula/Con menor impulso

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 17 de 2014
2014-07-17 04:17 a.m.

El dato según el cual el área licenciada para edificaciones cayó 4,5 por ciento en mayo, constituye una señal de alerta para un sector que puede no tenerlas todas consigo. Y es que si bien el declive no parece mayor, es evidente que los motores que venían impulsando a la actividad han perdido vigor.

Uno de ellos es el de la Vivienda de Interés Social (VIS) que mostró un bajonazo del 41,5 por ciento en el quinto mes del 2014. La razón es que el efecto del programa de 100.000 casas gratuitas para los más pobres empieza a desaparecer. Si bien hay planes de reactivarlo, hasta que estos no se concreten será difícil llenar ese vacío.

A su vez, los destinos diferentes a VIS muestran un avance del 11,2 por ciento en el año corrido que, en todo caso, no alcanzan a evitar el estancamiento del segmento. De tal manera, el incremento es apenas del 1,1 por ciento, una evolución que está por debajo de las expectativas que tenían los expertos.

En contraste, los llamados ‘otros destinos’ sacan la cara por el ramo. En mayo, la mayor variación fue para el renglón de hospitales, seguida por destinos comerciales y bodegas.

En medio de los altibajos anotados, hay quienes insisten en que las cosas no van mal. De tal manera, el área acumulada total superó los 25 millones de metros cuadrados en un lapso de 12 meses, que es una cantidad significativa.

Lo anterior, claro está, no esconde que algunas luces amarillas se han encendido. La más notoria de todas tiene que ver con una disminución de los permisos de construcción en Bogotá, supuestamente asociados al limbo por cuenta de la suspensión del Plan de Ordenamiento Territorial. En la medida en que las dificultades no se solucionen, el color de esas señales de alarma podría ser más intenso.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado