Brújula / Un mensaje de confianza

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 07 de 2013
2013-05-07 03:46 a.m.

La noticia dada por el Fondo Monetario Internacional, según la cual Colombia desea renovar la facilidad de crédito de contingencia por 6.200 millones de dólares que le había otorgado el organismo multilateral hace un par de años, resultó ser sorpresiva para los observadores.

La razón es que un país cuya deuda acaba de recibir una calificación más alta y que no tiene problemas a la hora de conseguir recursos en el mercado global, a primera vista no necesitaría esa especie de línea de sobregiro.

No obstante, el Gobierno ha preferido la línea de la prudencia en un mundo en el cual el viento puede cambiar de dirección con rapidez. Si bien es claro que el monto constituye apenas una fracción de las obligaciones externas o de las propias reservas internacionales, el tener acceso al dinero del FMI sirve como garantía adicional del buen manejo de una economía cuyo desempeño supera el promedio regional.

Adicionalmente, hay peligros subyacentes que nacen de unas exportaciones que en el 2012 superaron el nivel de los 60.000 millones de dólares, pero que se encuentran concentradas en bienes primarios cuya cotización ha tendido a la baja.

Tampoco se puede desconocer la posibilidad de un empeoramiento del clima en el sistema financiero internacional, si bien la probabilidad de una debacle en Europa es sustancialmente menor ahora que hace un año.

Ahora lo que viene es un proceso formal en el que no debería haber complicaciones, como lo dejaron en claro funcionarios del Fondo. A pesar de que falta la debida aprobación por parte del directorio de la institución es fácil prever que la petición recibirá la misma luz verde que se le dio primero en el 2009 y luego en el 2011, junto a un mensaje de confianza sobre la economía colombiana.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado