Brújula/Sin motivo de alarma

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
agosto 08 de 2014
2014-08-08 12:19 a.m.

El dato de inflación correspondiente al mes de julio –dado a conocer en la noche del martes por el Dane–, se ubicó ligeramente por encima de las previsiones de los analistas y fue el más alto desde el 2008. Pero a pesar de esa circunstancia, los analistas reaccionaron con tranquilidad, pues no ven la necesidad de hacer sonar las alarmas.

De acuerdo con los pronósticos más actualizados, el aumento en el Índice de Precios al Consumidor en el acumulado de diciembre ascendería al 3,1 por ciento. Es verdad que de cumplirse dicha apuesta el guarismo superaría con creces el resultado del año pasado –cuando no llegó al 2 por ciento–, pero aun así estaría cómodamente dentro del rango fijado como meta por el Banco de la República.

El parte de calma puede parecer llamativo, si se tiene en cuenta la llegada del fenómeno climático de El Niño, cuyos preliminares empiezan a sentirse con dureza en vastas zonas del país. De hecho, en esta oportunidad se registró un salto notorio en el valor de algunos alimentos y de la energía, ambos atribuibles a la falta de lluvias.

No obstante, los expertos sostienen que el impacto de la sequía es temporal y que los efectos más perceptibles se verían en el primer trimestre del 2015. Puesto de otra manera, viene un periodo de relativa normalidad en las precipitaciones, mientras en otros componentes de la canasta familiar persiste la calma.

Ante esa situación, la mayoría de los analistas cree que el Banco de la República continuará con su política de elevar la tasa de interés que les cobra a los intermediarios financieros durante un par de ocasiones más, hasta llevarla al 4,75 por ciento. En lo que no hay acuerdo es en si eso sucederá más temprano o más tarde.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado