Brújula / Sin motivo de alarma

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 06 de 2013
2013-09-06 03:34 a.m.

Cuando hace una semana larga, las manifestaciones y bloqueos que acompañaron el paro nacional agrario afectaron seriamente el abastecimiento de productos en diferentes regiones del país, las noticias se llenaron de titulares en los que se anunciaba cómo ciertos alimentos habían duplicado sus precios en las plazas de mercado.

De tal manera, las imágenes de los noticieros de televisión mostraban bodegas semivacías, aparte de las reiteradas declaraciones de amas de casa quejándose de la carestía.

Por cuenta de la escasez temporal, más de un analista llegó a pronosticar que la inflación podría dispararse durante agosto, poniendo en peligro la meta fijada por el Banco de la República, cuyo punto medio es el 3 por ciento anual.

Bajo ese punto de vista el Índice de Precios al Consumidor habría dado un salto inquietante.

Sin embargo, más allá de esos cálculos alarmistas, ayer el Dane se encargó de tranquilizar los ánimos. Según la entidad, el mes pasado el costo de la canasta familiar subió 0,08 por ciento, que duplica la registrada en igual periodo del 2012, pero no cambia radicalmente las circunstancias.

Así lo comprueba el hecho de que en lo corrido del año el incremento asciende al 1,86 por ciento, una de las cifras más bajas desde que se recolectan este tipo de estadísticas.

De igual manera, en los últimos 12 meses el dato llega al 2,27 por ciento, con lo cual es imposible argumentar que hay motivos de verdadera inquietud.

Como si eso fuera poco, es de esperar que en septiembre todas las regiones retornen paulatinamente a la normalidad, algo que se debería sentir sobre los precios de los productos de primera necesidad. Debido a ello, es posible emitir un parte de tranquilidad.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado