Brújula / El valor de una palabra

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 19 de 2015
2015-03-19 02:08 a.m.

Para quienes les gusta leer entre líneas, los pronunciamientos del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos son todo un ejercicio de análisis. Un término aquí o una coma allá pueden alterar el sentido de una frase y llevar a conclusiones que influyen sobre los inversionistas de todo el mundo.

Eso fue precisamente lo que ocurrió ayer cuando, en un comunicado de la entidad, se eliminó la palabra ‘paciente’ en los comentarios sobre un eventual ajuste en las tasas de interés. Para algunos, eso quiere decir que un alza en el costo del dinero es inminente, si bien quedó en claro que esta no se dará en la próxima reunión, sino más tarde.

No obstante, otros apartes del texto señalan que el ritmo de crecimiento de la economía norteamericana se ve un poco menos vigoroso, con una tasa de expansión del 2,5 por ciento en el 2015. Al mismo tiempo, la inflación se encuentra muy por debajo de la meta de largo plazo del 2 por ciento anual, lo cual quiere decir que las condiciones no se han normalizado.

En consecuencia, así un reajuste se pueda presentar pronto, la lectura de los analistas indica que este sería de orden menor, posiblemente de un cuarto de punto porcentual. Debido a ello, las bolsas reaccionaron positivamente, pues un parte de relativa estabilidad en la política monetaria favorece los precios de las acciones.

De otro lado, la presión sobre las tasas de cambio sería menos evidente. Esa es la causa por la cual el peso colombiano tuvo un alivio importante en la sesión de ayer, ante la percepción de que habrá menos salidas de capitales que las previstas. Así tiene lugar otra demostración de que la letra menuda, al igual que lo que se dice explícitamente y lo que no, también tiene su incidencia en el mundo de los negocios.

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado