Brújula/ Peor que lo esperado

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 06 de 2015
2015-03-06 01:31 a.m.

Desde hace unas semanas los analistas habían pronosticado que el dato de las exportaciones, correspondiente a enero, mostraría una contracción importante, por cuenta de la baja pronunciada en las cotizaciones internacionales de algunos de los bienes que se despachan al exterior.

Aun así, nadie se imaginaba una caída como la que reportó el Dane. Según la entidad, el descenso fue del 40 por ciento, con lo cual las ventas del país en el primer mes del año llegaron a 2.875 millones de dólares, casi 2.000 millones menos que en igual periodo del 2014.

El renglón que tuvo la principal responsabilidad en lo sucedido no fue otro que el petróleo. Junto a la descolgada en los precios mundiales, también se observó una ligera reducción en los volúmenes.

El efecto combinado se vio en una disminución del 60 por ciento en el monto exportado.

Como si eso fuera poco, el carbón mostró un desempeño muy flojo, junto con el gas natural y el oro.

En general, todo lo asociado con la minería se vio afectado por las nuevas realidades globales.

Y las malas noticias no se detuvieron ahí. El capítulo de las manufacturas tampoco evolucionó positivamente, pues lo facturado cayó en 7 por ciento.

Lo único que sacó la cara fue el segmento de productos alimenticios, debido principalmente al café. La mejora en la cosecha y un valor relativamente elevado de la libra del grano, permitieron un repunte notorio del 103 por ciento.

Dicho avance no alcanza a disimular una parte que bien puede calificarse de mala. Aunque todavía falta mucho, el año no pinta bien para las exportaciones y no solo por cuenta de los hidrocarburos.

Por tal motivo, es necesario un cambio de tendencia significativo para reversar una realidad inquietante, que se expresará en la tasa de cambio.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado