Brújula/ Perspectivas más oscuras

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 29 de 2015
2015-09-29 12:54 a.m.

Falta apenas una semana para que arriben a Lima los ministros de Hacienda y los banqueros centrales de los 188 países que forman parte del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. El motivo no es otro que la asamblea anual conjunta de ambas entidades, creadas en las postrimerías de la Segunda Guerra, cuando las preocupaciones del planeta diferían de las actuales.

Junto a los funcionarios mencionados, también se harán presentes en la capital peruana miles de personas vinculadas con las finanzas internacionales. La razón es que la ocasión es ideal para pasar revista sobre al estado de salud de la economía global.

Y aunque no se conocen las proyecciones más recientes, las cosas no pintan bien. Christine Lagarde, la directora gerente del FMI, ha señalado que el organismo multilateral a su cargo recortará sus pronósticos que hablaban de un mediocre crecimiento del 3,3 por ciento para este año y 3,8 para el próximo.

El motivo es que las cosas van peor de lo que se pensaba. Con excepción de Estados Unidos, en donde los datos comprueban que la recuperación es una realidad, en las demás latitudes las noticias son inquietantes. Entre las naciones emergentes, tal vez India saca la cara, pero su caso es la excepción.

Los mayores interrogantes tienen que ver con China, que, de haberse expandido a ritmos promedio cercanos al 10 por ciento anual durante varias décadas, se podría considerar bien librada si alcanza el 7 por ciento en el 2015. Aunque esa cifra parece saludable, el impacto del cambio de velocidad es notorio tanto a nivel local como externo.

Y los platos rotos los paga América Latina, que apunta a tener un año en rojo, debido especialmente a Brasil. Después de haber avanzado bien, ahora la región empieza a ir en reversa.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado