Brújula / Todo el peso de la ley

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
julio 27 de 2011
2011-07-27 01:16 a.m.

 

Hace escasamente año y medio Andrés Felipe Arias acariciaba la idea de ser presidente de Colombia si lograba la candidatura por el Partido Conservador, una posibilidad que se le escapó por unos cuantos miles de votos.

Ahora esos sueños han terminado, quizás para siempre, después de que un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá decidiera cobijarlo con medida de aseguramiento mientras transcurre el proceso por los escándalos ocurridos en el programa Agro Ingreso Seguro.

Si bien el proceso apenas comienza y el ex ministro tiene derecho a un juicio imparcial en el cual alegará su inocencia, su caso es muy complicado.

Sobre todo después del pronunciamiento hecho por la Procuraduría General de la Nación, que la semana pasada lo inhabilitó por 16 años para ejercer cargos públicos, al considerar que había incurrido en faltas “graves”.

Según el jefe del Ministerio Público, en lo que atañe a AIS no sólo hubo negligencia, sino actos de corrupción y un intento de obstruir la labor de la justicia.

Buena parte de esas tesis fueron acogidas por la fiscal general, Viviane Morales, quien en su alegato presentó un panorama francamente inquietante.

Pero más allá de entrar a evaluar los argumentos esgrimidos, es indudable que lo sucedido constituye todo un sacudón, con claras ramificaciones políticas.

No es la primera vez que un antiguo integrante del gabinete ministerial cae en desgracia y es recluido en una cárcel, pero son pocos los antecedentes relativos a la detención de alguien tan cercano a un ex mandatario popular.

Debido a ello, hay que esperar la reacción del uribismo, ante el arresto de uno de sus principales alfiles. Por ello, lo ocurrido creará remolinos con consecuencias aun imprevisibles.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado