Brújula / Los precios hacia abajo

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 07 de 2011
2011-09-07 05:16 a.m.

 

No fue menor el desfase de los analistas económicos, que hace unos días hicieron sus pronósticos sobre el ritmo de los precios al consumidor en agosto.

Y es que en contraste con las apuestas que le apuntaban a un incremento del 0,14 por ciento en el valor de la canasta familiar el mes pasado, el resultado que dio el Dane fue sorpresivo: una contracción del 0,03 por ciento.

La diferencia puede parecer pequeña, pero es importante.

Para comenzar, porque en un mundo en el cual persisten los temores en torno a un rebote inflacionario, el cambio de tendencia sugiere que el peligro de una espiral alcista en Colombia se encuentra lejano.

Adicionalmente, porque el descenso le quita presión al Banco de la República, que ahora tiene menos peso sobre sus hombros a la hora de mantener estables las tasas de interés o incluso reducirlas, si la situación internacional empeora y hay que tomar medidas para impulsar la demanda interna.

Quizás por ello, ayer las tasas que rentan en el mercado secundario los bonos colombianos emitidos en pesos llegaron a su mínimo histórico, lo cual es a la vez una demostración de confianza en el país y un mensaje de calma respecto al comportamiento de la inflación.

En ambos casos, los partes de tranquilidad son muy convenientes, sobre todo cuando se comparan con la turbulencia que se encuentra en otras latitudes.

Como si lo anterior no fuera suficiente, hay un elemento adicional que debe tenerse en cuenta. Quienes saben de estos temas recuerdan que por esta época del 2010 todo se veía tranquilo, hasta que la ola invernal impulsó los precios de los alimentos al final del año.

En esta ocasión, y si ‘La Niña’ no nos juega una mala pasada, los peligros de que vuelvan las alzas son menos probables.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado