Brújula/Más presente que futuro

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 16 de 2014
2014-09-16 12:52 a.m.

¿Hay que hacer sonar la alarma por el deterioro en la confianza del consumidor, según el índice que elabora Fedesarrollo? Esa es la discusión hoy entre los analistas después de que los datos correspondientes a agosto mostraron un deterioro importante en el indicador. Aun así, advierten quienes piden calma, el registro es superior a los analizados en los dos años pasados.

Si bien la observación es válida, es imposible desconocer lo ocurrido, pues el verdadero descenso tiene que ver con lo que se espera del futuro. Y es que la medición en cuestión tiene dos componentes importantes: uno relacionado con las expectativas y otro con las condiciones actuales.

Más allá de que en ambos hay marcha atrás, las dudas surgen ante lo que viene. Los bajones más notorios están relacionados con lo que se piensa de los próximos 12 meses o la situación económica del país dentro de un año. En cambio, la gente es más tranquila si se le interroga sobre la situación de su hogar, así el lente sea más oscuro.

Por su parte, el presente no está nada mal. El cambio entre quienes sostienen que les está yendo peor ahora que antes es de orden menor, mientras que el ánimo para adquirir electrodomésticos mejoró ligeramente frente al de julio y es muy superior, en comparación con lo observado en el 2012 y el 2013.

No es la primera vez que ese contraste se da, pero sí es indiscutible que el público considera que el panorama empieza a oscurecer. Es posible que temas como la reforma tributaria hayan impactado en el ánimo de la ciudadanía.

Y si bien la demanda interna sigue fuerte, no hay que descuidar las expectativas. De lo contrario, existe el peligro de que las apuestas pesimistas se confirmen y eso es algo que no les sirve a la economía ni a los colombianos.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado