Brújula/El primer mensaje

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
enero 17 de 2014
2014-01-17 12:22 a.m.

Tal como lo establecen las normas, hace un par de días Nicolás Maduro pronunció su mensaje anual a la nación. Más allá de su conocida cercanía a los micrófonos, el mandatario vecino hizo uso de la que es una ocasión formal para hacer todo tipo de anuncios, entre los cuales los asuntos económicos fueron uno de los principales platos fuertes.

De tal manera, el inquilino del Palacio de Miraflores le informó a la ciudadanía sobre una serie de cambios en el gabinete, que incluye nuevos ministros y altos funcionarios. También reiteró que está a punto de ser publicada la Ley Habilitante de Costos y Precios Justos, que establece una ganancia máxima del 30 por ciento en todas las actividades.

Pero quizás el tema que más llamó la atención fue todo lo dicho en referencia con el manejo de divisas. Así, se confirmó que el desprestigiado Cadivi desaparecerá para fusionarse con el Centro Nacional de Comercio Exterior.

Más sorpresiva todavía fue la promesa de que el tipo de cambio se mantendrá fijo en 6,3 bolívares por dólar durante el 2014. Dicho de otra manera, tuvo lugar un compromiso presidencial expreso en el sentido de que no va a tener lugar la devaluación que analistas y observadores estaban esperando.

La pregunta, por supuesto, es qué se va a hacer para garantizar un flujo regular de divisas que le permita al sector privado operar y a Venezuela cumplir con sus obligaciones externas. La duda es válida cuando se tiene en cuenta que una serie de actividades se han visto golpeadas por cuenta de la escasez crónica de dólares, mientras que la cartera por importaciones sube.

Todo indica que, por ahora, la estrategia se va a centrar en combatir los focos de corrupción. Pero eso no va a ser suficiente, porque si Maduro es tozudo, las leyes de la economía lo son más.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado