Brújula / De rebajas y compras

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
agosto 26 de 2012
2012-08-26 05:38 p.m.

Tal como lo pronosticó la mayoría de los analistas, el Banco de la República decidió recortar el viernes la tasa de interés que le cobra a los intermediarios financieros por darles liquidez, en un cuarto de punto porcentual. Así, el costo de dichos fondos queda en el 4,75 por ciento anual, lo cual se debería reflejar, eventualmente, en el valor de los créditos.

El objetivo de la medida no es otro que darle una mano a la economía colombiana, que ha sentido que los vientos de la desaceleración soplan con más fuerza en diversas latitudes. Si bien el entorno global es similar al de hace un mes –e incluso los precios de ciertas materias primas como el petróleo se han recuperado– el clima no se puede calificar como satisfactorio.

En el caso particular del país, el enfriamiento ha sido notorio en el sector manufacturero. Los datos de la industria a junio mostraron un ligero repunte, pero el balance del ramo es mediocre. Además, las expectativas de los empresarios tienden a disminuir, aunque en lo que hace a los consumidores el talante positivo se mantiene. Incluso, en julio la confianza creció, a pesar de que sigue lejos de sus máximos históricos.

En medio de ese panorama de luces y sombras, el Emisor ha querido recordarle al mercado que tiene a su mano instrumentos para apoyar una eventual recuperación de la demanda interna. A la hora de usarlos, cuenta con la ventaja de que la inflación está bajo control y que, tanto las cifras del Dane, como las expectativas de los observadores se ubican en niveles del 3 por ciento anual, que es el objetivo de largo plazo para Colombia.

Aparte de lo anterior, hay un mensaje de querer ayudar más en la lucha contra la apreciación del peso, a pesar de las millonarias pérdidas que la política de intervención le genera a la entidad y que deberán ser enjugadas por el presupuesto nacional. El anuncio de la compra de 700 millones de dólares diarios hasta el final de septiembre implica un aumento del 40 por ciento en el ritmo de adquisiciones de divisas que estaba vigente.

Es cierto que algunos aspiraban a más, pero junto con lo hecho por la Tesorería, hay una mayor incidencia en el mercado cambiario que se nota en el nivel del dólar. Si ese esfuerzo es suficiente o no, es algo que se verá en los próximos días, pero, en el entretanto, es claro el ánimo de responder a las solicitudes para que la economía tome un segundo aire en el presente semestre. 

ricavi@portafolio.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado