Brújula / Rebajas a la vista

En un país que todavía tiene fresco el recuerdo de las bombas que explotaron en la maratón de Boston, la broma fue tomada en serio.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 24 de 2013
2013-04-24 03:32 a.m.

No de otra manera puede entenderse la reacción de los mercados de valores de Estados Unidos, después de que la cuenta de Twitter de la Associated Press fuera ‘secuestrada’ en el ciberespacio.

Como es ya conocido un trino afirmó que había tenido lugar un atentado en la Casa Blanca y que el presidente Barack Obama estaba herido.

Si bien el episodio duró pocos minutos, fue suficiente para que el índice Dow Jones experimentara un tropiezo temporal.

No obstante, el incidente no alcanzó a cambiar el sentimiento de euforia que se sintió en otras latitudes y particularmente en Europa.

Y es que ante el convencimiento de que la inflación no será un problema en los meses por venir, han subido las apuestas en el sentido de que se viene otro recorte en las tasas de interés por parte de los principales bancos centrales, con el europeo a la cabeza.

Ante esa expectativa las bolsas dieron un salto, sobre todo al otro lado del Atlántico, con alzas que llegaron a superar el 3 por ciento en la jornada.

Adicionalmente, el tono a la hora de colocar deuda fue notoriamente diferente. Un ejemplo típico fue el de España, que logró vender bonos con el diferencial más estrecho en más de 12 meses.

La percepción de que habrá abundante liquidez, sumada a que el costo del dinero tenderá a bajar, genera sentimientos positivos en el mundo financiero.

Si bien es probable que el efecto de la receta sobre la marcha de la economía real sea limitado, alcanza a inflar los precios de ciertos activos. Queda por verse si ese sentimiento se transmite a los consumidores, pero, por ahora, queda claro que el remedio ensayado hasta hoy, vendría en dosis más grandes.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado