Brújula / Retoños verdes

Tras conocerse el comportamiento de diversos indicadores económicos relativos al primer trimestre del 2013, la discusión entre los expertos ya no es si la cosas salieron bien en ese periodo, sino qué tan serio fue el tropezón.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 27 de 2013
2013-05-27 02:42 a.m.

Así lo reflejan los cálculos que ubican entre el 2,5 y el 3 por ciento anual el alza del Producto Interno Bruto de Colombia en dicho lapso.

Las razones son varias, pero tienen que ver sobre todo con el lento avance de la locomotora minera, afectada por los problemas en los despachos de carbón, y por el preocupante balance de la industria.

Como si eso fuera poco el comercio redujo su paso, mientras que actividades como la financiera también experimentaron en carne propia el efecto de la desaceleración.

Así las cosas, ahora la esperanza se encuentra colocada en lo que falta del año. De un lado, la razón es matemática, pues para alcanzar la meta oficial de un alza del 4,8 por ciento en el PIB del 2013, se necesita que la velocidad sea mayor entre abril y diciembre.

Del otro, se encuentra la expectativa de que ciertos programas empiecen a mostrar resultados, incluyendo los contenidos en el plan de choque dado a conocer hace cerca de seis semanas.

Ya sea que por cuenta de los anuncios oficiales dé un giro en el viento, lo cierto es la temperatura parece haber subido.

Así lo sugiere la encuesta de opinión empresarial de Fedesarrollo, según la cual el indicador de confianza industrial tuvo un importante repunte en el cuarto mes del año. De hecho la entidad habla de un cambio de tendencia, al cabo de varios registros descendentes.

Las causas de la mejora se encuentran en cada uno de los componentes de la medición. De un lado, el volumen de pedidos mejoró con respecto a marzo, así todavía sea peor que el correspondiente a abril del 2012.

Del otro, las preocupaciones sobre el nivel de existencias cayeron, lo que hace pensar en una recuperación de la demanda.

Y, por último, las expectativas de producción para el trimestre que vienen ganaron terreno.

Por su parte, la calificación dada por los comerciantes también se elevó, aunque ligeramente. En este caso, el factor determinante fue la nota sobre la situación de la empresa o negocio, si bien la percepción sobre lo que viene se ha deteriorado.

Tales elementos sugieren que lo peor ya pasó y que empiezan a aparecer algunos retoños verdes. Falta ver, por supuesto, si esos brotes crecen con fuerza en los meses que siguen.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado