Brújula/Retroceso anunciado

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
diciembre 08 de 2013
2013-12-08 06:25 p.m.

No les fue bien a las exportaciones colombianas en octubre. Según lo anunció el Dane el viernes, las ventas del país experimentaron un retroceso del 11 por ciento en el mes citado, con lo que el acumulado del 2013 muestra un descenso del 3,5 por ciento, el cual, en números concretos, equivale a 1.764 millones de dólares.

Ante esa brecha, es realmente dudoso que se pueda superar la marca establecida el año pasado, pues no hay un entorno que permita afirmar que lo facturado por el país superará los 60.000 millones de dólares una vez más.

La razón principal es la baja en los precios de las materias primas que ha golpeado a los cuatro principales productos de exportación: petróleo, carbón, oro y café.

La cotización internacional de cada uno de esos bienes tiene su propia dinámica, pero en general se puede afirmar que el entorno global es menos favorable, dado el ritmo mediocre de la economía mundial.

Como si lo anterior no fuera suficiente, hay circunstancias locales que han empeorado las cosas. El ejemplo más notorio es el del carbón, que acusa una contracción cercana al 20 por ciento. El motivo es que, lejos de aumentar, la extracción del mineral se ha visto golpeada por factores como el cierre del puerto de Drummond en el primer semestre del 2013, al que le siguió una extensa huelga en la misma empresa hace un tiempo corto.

Por su parte, Cerrejón también fue víctima de un cese de actividades, con costos considerables. Mientras eso ha sucedido, los demás renglones no han sido particularmente dinámicos. En el caso de los productos agropecuarios, se nota una caída del 1,3 por ciento en lo corrido del año por cuenta no solo del café, sino también del banano o el azúcar sin refinar.

De los pocos capítulos que sacan la cara son la carne de ganado, los artículos de confitería y las flores. En lo que hace a las manufacturas, la historia es un poco mejor, en el sentido de que hay cifras positivas, pero no demasiado.

De hecho, las exportaciones industriales crecen un poco menos del 1 por ciento, una dinámica, sobre todo, atribuible al ramo de equipo de transporte, con un salto del 28 por ciento y de productos químicos, con uno más modesto del 9 por ciento.

Así las cosas, el año termina con cierto desánimo, pero con la esperanza de que el 2014 sea mejor, sobre todo ante las expectativas en la tasa de cambio, que será la variable clave. Otra vez.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado