Brújula/En rojo y en negro

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
diciembre 20 de 2013
2013-12-20 02:12 a.m.

Si ha habido una constante a lo largo del año económico en Colombia es la notoria diferencia entre el desempeño de la industria y el comercio, puesta más en evidencia por cuenta de que el Dane reporta la situación de ambos sectores en el mismo día.

Así volvió a ocurrir ayer, cuando la entidad informó que el ramo manufacturero registró de nuevo cifras en rojo, con una caída del 0,1 por ciento, que podría calificarse de ligera. No obstante, 23 de 44 actividades específicas tuvieron un saldo negativo, lo cual demuestra que los líos que enfrenta el área fabril no están concentrados en unos pocos dolores de cabeza.

En lo corrido del año dicha disminución va en el 2,3 por ciento. Si hay algo rescatable de lo visto hasta ahora, es que parecería que el ritmo de declinación se está aminorando, con lo cual el cierre del año podría ser menos alarmante.

No obstante, saltan a la vista las industrias que enfrentan dificultades serias como las de vehículos y autopartes, confecciones, papel, cartón y sus productos y minerales no metálicos. Afortunadamente, productos alimenticios, otros equipos de transporte y productos lácteos, ayudan a enmendar la plana.

Por su parte, la historia del comercio minorista es positiva. En octubre, las ventas subieron 6,6 por ciento, impulsadas por las de automóviles y motocicletas. En lo que ha transcurrido del 2013 la mejora es del 3,8 por ciento, en la que pesan los equipos de informática, el calzado y los artículos de ferretería.

Pero más allá de los desempeños individuales, es claro el contraste. Por un lado, hay una demanda que evoluciona bien y es fundamental para el progreso del comercio. Lamentablemente, esta no se traduce en más compras de bienes manufacturados nacionalmente.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado