Brújula / El sector que es clave

A medida que transcurre el año y los indicadores muestran que la economía abunda en luces y sombras, queda cada vez más en claro que el resultado del Producto Interno Bruto al cierre del 2013 estará supeditado al desempeño del sector de la construcción.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 16 de 2013
2013-09-16 02:08 a.m.

Y es que si antes la minería era descrita como la actividad líder, el aumento en la extracción de petróleo empieza a moderarse, mientras la explotación de oro y carbón muestra cifras en rojo.

En el caso del primero, se insinúa una contracción por cuenta del bajón en los precios internacionales del metal amarillo.

Pero más grave todavía es lo que ocurre con el segundo, golpeado no solo por la disminución de las cotizaciones, sino por líos laborales profundos como los que afectan a la mina La Francia, pero especialmente a Drummond, la segunda empresa más grande del ramo.

La huelga, que completa dos meses, ha implicado el dejar de exportar algo más de cinco millones de toneladas.

A pesar de que un grupo de empleados votó por suspender el cese de actividades y que el Ministerio del Trabajo convocó a un tribunal de arbitramento, la solución –si llega– no será rápida.

En consecuencia, las apuestas se enfocan en las dos áreas que componen la construcción. De un lado, están las edificaciones, que han recibido el impulso del programa estatal de 100.000 casas gratuitas que se encuentra en plena ejecución. Si bien las decisiones de la Alcaldía en Bogotá han influido negativamente sobre los demás segmentos, de todas maneras se espera que el balance resulte positivo.

Por otra parte, el capítulo de obras civiles debería comportarse bien, en la medida en que los planes de inversión pública empiezan a volverse realidad

. La semana pasada, el Dane presentó su reporte para el segundo trimestre del año y habló de un aumento real en los desembolsos del 5,3 por ciento, el cual sirve de termómetro para medir lo que sucede en este campo.

Más interesante aún es que las obligaciones adquiridas experimentaron un salto del 18 por ciento, siendo el grupo de carreteras, calles, caminos, puentes y túneles el más dinámico de todos con un avance del 36 por ciento.

De tal manera, todo indica que las promesas empiezan a volverse realidad y que el futuro se presenta positivo.

Ojalá así sea, pues no solo el esfuerzo presupuestal es grande, sino que la construcción tiene encadenamientos que le pueden mejorar la cara a la economía.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado