Brújula/Por la senda indicada

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
enero 29 de 2015
2015-01-29 04:25 a.m.

No ha terminado todavía la ronda de negociaciones entre Colombia y Ecuador, por cuenta de la imposición por parte de esta última nación de una salvaguardia cambiaria del 21 por ciento en contra de nuestras exportaciones a ese destino. Sin embargo, con el curso de los días las posiciones se han ido flexibilizando, lo cual le abre la puerta a una solución que dista de ser perfecta, pero que mejoraría el esquema vigente.

Así lo sugiere el anuncio hecho este miércoles por Quito, según el cual 160 productos quedarían excluidos plenamente de un reajuste en el arancel. En la lista se encuentran atún, aceites, harina y medicamentos de uso veterinario, entre otros.

Lo anterior no demerita el camino recorrido en el campo bilateral, el cual permitiría desmontarle el castigo a los bienes de capital y a las materias primas que se envíen al país vecino. De la misma manera, tendría lugar una flexibilización del esquema de reglamentos técnicos que, en la práctica, ha servido para rebajar el monto de las importaciones, en una economía que requiere con urgencia tener un superávit comercial importante.

El punto que queda pendiente es el de la salvaguardia. Todo indica que ambos lados podrían inclinarse alrededor de un nivel cercano al 12 o 13 por ciento, por encima de la pretensión colombiana del 7, pero por debajo de la ecuatoriana del 17 por ciento.

En cualquier caso, lo sucedido prueba la importancia de mantener los canales de comunicación abiertos con el gobierno de Rafael Correa. Es sabido que el mandatario no reacciona bien cuando se le quiere poner contra la pared y por eso los llamados que se escucharon en favor de la retaliación habrían ocasionado una confrontación sin ganadores.

Ahora, por lo menos, ha vuelto a surgir la esperanza de un acuerdo.

Ricardo Ávila

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado