Brújula/ Soldado avisado

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
junio 10 de 2015
2015-06-10 01:56 a.m.

Tal vez por la indignación que despertó en la opinión pública, el atentado ecológico perpetrado por las Farc en el Putumayo –cuando integrantes de esa guerrilla derramaron cerca de 200.000 mil galones de petróleo que eran transportados por vía terrestre– opacó la que es una buena noticia. Por octavo mes consecutivo, en mayo la producción de crudo del país superó el millón de barriles diarios.

El alza fue especialmente notoria en el pasado bimestre. La principal explicación es que hace un año el oleoducto que une a Caño Limón con Coveñas estuvo paralizado durante varias semanas, ante la imposibilidad de reparar la tubería después de un ataque dinamitero, debido a la oposición de una comunidad indígena ubicada en Norte de Santander.

Por tal razón, el regreso del terrorismo, tras la reciente decisión de las Farc de suspender la tregua unilateral que había declarado desde hace meses, genera más de un interrogante. En el sector de hidrocarburos muchos se preguntan si se viene otra oleada contra la infraestructura de transporte que impida mantener el ritmo alcanzado.

Ojalá no sea así. A pesar del alza que han tenido las cotizaciones del petróleo frente a los mínimos de enero, el descenso es cercano al 40 por ciento en comparación con lo que se veía por esta misma época del 2014.

Parte del impacto se ha podido aliviar con mayor volumen. Pero esa opción será difícil de mantener si otra vez el orden público se convierte en un dolor de cabeza mayúsculo, justo cuando la capacidad del sector a la hora de asimilar este tipo de golpes es menor.

Debido a ello, no hay otra salida que subir el nivel de alerta. Habrá que poner en práctica ese refrán que dice que ‘es mejor prevenir que lamentar’.

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado