Brújula/ Sorpresas de abril

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
mayo 07 de 2015
2015-05-07 02:37 a.m.

Las cosas no salieron como esperaban los analistas, pero aun así la calma se mantuvo. De esa forma se podría resumir lo sucedido con la inflación en abril, dato que fue reportado en la noche del martes por el Dane.

Según la entidad, el alza en el Índice de Precios al Consumidor en el mes llegó al 0,54 por ciento, una cifra superior a las apuestas de los expertos. El acumulado del 2015 toca ya las puertas del 3 por ciento, el punto medio del rango fijado como meta por el Banco de la República. Y en términos anuales, el incremento se ubicó en 4,6 por ciento, que es el punto más elevado desde mayo del 2009.

La causa principal de lo sucedido es el capítulo relacionado con la comida. Diferentes factores que van desde los climáticos, hasta el ciclo de siembras o el alza en el precio del dólar, se conjugaron para que ciertos productos de consumo masivo hayan subido notoriamente.

Por ejemplo, hasta finales de abril el arroz había experimentado un salto superior al 36 por ciento, mientras que el de la yuca fue del 34, el de la papa, del 31, y el de la cebolla, del 25 por ciento. Debido a ello, el grupo de alimentos mostró un avance del 5,6 por ciento, casi el doble que el del promedio general.

Otros renglones como educación o salud también avanzaron. Incluso el de vivienda se movió el mes pasado. Pero nada de eso se compara con lo que ha sucedido con tubérculos, cereales, hortalizas y frutas, que son los grandes responsables del acelerón inflacionario.

Quizás por ello, la reacción de los conocedores es de tranquilidad. La expectativa es que, en la medida que las cosechas se normalicen, mayo venga acompañado de un alivio que se profundizaría en el segundo semestre. Y si eso ocurre, los precios volverían al redil definido por el Emisor antes de acabar el año.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado