Brújula/ Sueños de potencia

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
noviembre 21 de 2014
2014-11-21 12:46 a.m.

Los analistas hasta ahora han comenzado a digerir el contenido del nuevo paquete de normas expedidas por el Gobierno de Nicolás Maduro esta semana, bajo la figura de Ley Habilitante. Esta le permite al mandatario venezolano cambiar las más diversas disposiciones sin pasar por el Congreso, gracias a las facultades de que dispone.

Y tal parece que las reformas son profundas. Así se desprende de los nombres de 16 de las 28 leyes dadas a conocer –sobre las 12 restantes habrá que esperar unos días–, que van desde el régimen de inversión extranjera, hasta medidas para combatir los monopolios o el fomento de la pesca y la acuicultura.

Si bien en la intervención que hizo el mandatario bolivariano, este afirmó que el objetivo es convertir a su país en una potencia económica, pareciera que el propósito fuera otro. En términos generales, hay un aumento de impuestos que no le hará bien a una economía que se encuentra en recesión y cuyas perspectivas son tan oscuras como el petróleo que produce.

De tal manera, se aumentan las cargas al alcohol, el tabaco y los artículos de lujo. Igualmente, se eliminan una serie de exenciones tributarias, como el ajuste por inflación, con el argumento de que permitían la evasión fiscal.

Más que una mayor equidad, los analistas sostienen que la principal motivación fue la caída en las cotizaciones del crudo, que es la principal fuente de recursos públicos. Si bien Caracas ha tratado de convencer a otros exportadores de hidrocarburos de recortar sus ventas, los llamados han sido infructuosos.

En consecuencia, el régimen necesita conseguir dinero, sea como sea. El interrogante es si en medio de la escasez de divisas y los anaqueles vacíos, el alcance de las medidas será el esperado. Y todo mientras la crisis sigue su curso.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado