Brújula / La tasa congelada

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 27 de 2015
2015-04-27 12:27 a.m.

No había analista alguno que esperara un cambio en la política que viene aplicando el Banco de la República desde finales del año pasado. Por tal motivo, el comunicado del viernes, según el cual el Emisor dejó quieta en 4,5 por ciento anual la tasa de interés que les cobra a los intermediarios financieros por darles liquidez, tenía el tono esperado.

Aun así, el pronunciamiento fue examinado con lupa, en busca de mensajes diferentes a los de ocasiones anteriores. Si bien no existieron hallazgos de orden mayor, hay ajustes en las percepciones que vale la pena destacar.

El primero es que el entorno internacional sigue difícil, lo cual quiere decir que a los principales socios comerciales de Colombia probablemente les vaya menos bien este año, en comparación con el 2014. Además, la entidad considera que la descolgada en las cotizaciones de los bienes primarios será permanente, al menos en parte, lo cual golpea el ingreso nacional.

Para utilizar la figura, al país le ha sucedido algo equivalente a lo que le pasa a una persona a quien le recortan el sueldo. Por tal motivo, hay que ajustarse y ya se están viendo los primeros síntomas. El Banco sostiene que existe cierta ralentización en el consumo y la inversión, especialmente en aquellos ramos dedicados a la explotación de recursos naturales.

No obstante, la entidad reconoce que hay factores que permitirían amortiguar el impacto. Tal es el caso del mercado laboral que sigue vigoroso. También se espera que el ambicioso programa de infraestructura en marcha, contribuya a estimular la producción. “Con el paso del tiempo” asegura el Emisor, la devaluación del peso tendrá un efecto positivo sobre las exportaciones.

En contra de algunas expresiones de nerviosismo, hay un parte de tranquilidad con respecto a la inflación. El mensaje es que las expectativas se mantienen bajo control, así se reconozca que el alza en la canasta familiar está por encima de la meta fijada. No obstante, se dice expresamente que los factores son transitorios y desaparecerían con la nueva temporada de cosechas.

Finalmente, es claro el mensaje de que la economía se sigue frenando. Aunque no se habló de nuevas proyecciones relativas al crecimiento, las apuestas dicen que en unos días el Banco recortará sus cálculos y las ubicará cerca del 3 por ciento. Debido a ello, la percepción es que un reajuste en los intereses sigue en el congelador, hasta nueva orden.

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado